¿Qué es el Vermut? Te contamos todo sobre la bebida de moda.

Vermut rojo Templat con hielo, corteza de naranja y doble aceituna

Últimamente todo el mundo habla de la bebida de moda, pero realmente ¿qué es el vermut? ¿cómo se hace? ¿qué tipologías de vermut hay? Si quieres ser un verdadero PRO del tema, te invitamos a seguir leyendo este artículo. ¡Bienvenido!

¿Qué es el vermut?

El origen de esta maravillosa bebida tiene muchas teorías y un recorrido por la historia bastante largo y fascinante, pero hablaremos del origen del vermut más adelante en otro post, por el momento, nos quedaremos con que el vermut es un vino, macerado con botánicos y encabezado con alcohol. La graduación alcohólica del vermut puede oscilar desde los 15º a los 21º.

 ¿Cómo se hace el vermut?

  1. Preparar la mezcla de botánicos. La proporción debe ser la adecuada para lograr un equilibrio y que no quede ni excesivamente dulce ni demasiado amargo, pueden usarse diferentes plantas, bayas, raíces o especias.

  2. Aromatizar con los botánicos el vino base elegido. Normalmente un vino blanco, neutro y con baja graduación. El proceso de aromatización se puede realizar por infusión o por maceración. Estos procesos se pueden realizar en caliente o en frío, dejando los botánicos actuar durante días, semanas o meses.

  3. Concluida la maceración, se filtra el vino para eliminar cualquier impureza y se encabeza con alcohol.

  4. Endulzamos la bebida ya aromatizada con azúcar, caramelo o miel y se deja reposar antes de ser embotellada. En el caso de Vermut Templat, el dulzor lo aporta mosto de uvas pasificadas.

¿Qué tipologías de vermut hay?

Podemos catalogar la tipología de vermut en base a dos parámetros, por una parte lo haremos en base a su color y por otra en base a la cantidad de azúcar de la mezcla.

especias_para_elaborar_vermut

En base a su color encontramos los siguientes tipos de vermut: 

  • Vermut Rojo: Por lo general, se elabora con vino blanco, en la mayoría de los casos suele llevar caramelo, que le aporta su rojizo color. Es un tipo de vermut mucho más intenso tanto en aroma como en gusto.

  • Vermut Blanco: Por lo general es menos amargo que el vermut rojo y suele tener un toque más dulce.

  • Vermut Rosado: Se produce con vino rosado o con una mezcla de vino tinto y blanco. Es un vermut de más creación, más refrescante y más sofisticado. Sus notas organolépticas resultan, a los paladares menos acostumbrados a este aperitivo, más agradables.

El dulzor de cada vermut depende de la cantidad de azúcar que se le añada en su elaboración. Los más dulces contienen 10-15% de azúcar, mientras que las variedades más secas, con mayor grado alcohólico y un cuerpo más ligero, tiene un nivel de azúcar por debajo del 5%. En base al grado de azúcar del vermut, podemos catalogarlos en las siguientes tipologías: 

  • Vermut Extraseco (o extra-dry): menos de 30 gramos de azúcar por litro.
  • Vermut Seco: menos de 50 gramos de azúcar por litro.
  • Vermut Semiseco: entre 50 y 90 gramos de azúcares por litro.
  • Vermut Semidulce: entre 90 y 130 gramos de azúcar por litro.
  • Vermut Dulce: más de 130 gramos de azúcar por litro.

Como ves, el mundo de los vermuts es mucho más complejo y apasionante de lo que parece a priori, y ahora que conoces un poco más, ¿te atreverías a decir cuál es tu favorito?

A nosotros nos gustan todos, cada uno en su momento ya que es una bebida perfecta para el aperitivo que nos permite infinitas combinaciones. Ideal para abrir estomago y charlar con amigos. ¡Salud!


Los que más gustan